I+D+I ¿moda o necesidad? Conferencia de Manu Olariaga

Magnífica conferencia la que disfrutamos ayer, en nuestro AstearteOn del ciclo de primavera, fue un privilegio escuchar a Manu Olariaga cómo nos llevó de la mano hacia la comprensión de por qué la I+D+I es importante para nuestro futuro, aportando datos y reflexión y experiencia personal. Para él y así terminó su conferencia, no es una moda, es cuestión de ¡SUPERVIVENCIA!.

Ideas fuerza que nos transmitió: Detrás de la I+D+I lo que hay es generación de conocimiento científico que se traslada a la sociedad, las políticas de I+D+I forman parte de la política económica y por tanto de la política general de un País, luego solo por esta razón, puede afirmarse que no es una moda, como no lo es la política económica. El debate importante que está detrás de esto gira en torno a ¿qué sociedad queremos?, ¿para qué queremos la I+D+I?..

A partir de estas preguntas nos fue adentrando en sus reflexiones, apoyado en datos. Los países que más presupuesto destinan a la I+d+I, presupuestos tanto públicos como privados, son países competitivos y cuánto más competitivo es un Pais, más rico es.

  La competividad genera riqueza, esto nos tiene que servir para incrementar la equidad social. Las proporciones para el reparto está vinculado a esto.

En el contexto europeo, Euskadi está en el puesto 119 de 263 regiones europeas en términos de competitividad, sin embargo en términos de riqueza ocupamos el puesto 51, porque la relación entre nuestro PIB y la carestía de la vida, nos resulta favorable. Su reflexión al respecto fue: ¿es ésta una situación sostenible en el tiempo?.

La posición que nos mostró la obtenemos como media de una serie de indicadores que analiza la Unión Europea y que se agrupan en 3 grandes aspectos: básicos, donde se incluyen como elementos  la calidad de las instituciones, la estabilidad macroeconómica, infraestructuras, salud y educación básica. Los segundos son aspectos de eficiencia: educación superior, eficiencia del mercado de trabajo, tamaño de mercado y finalmente están los aspectos de innovación: grado de desarrollo tecnológico, sofisticación del mercado e Innovación.

En medida que las “necesidades básicas “ de una región están bien implantadas, la innovación no se discute.

Manu Olariaga nos mostró indicadores donde estamos bien, y donde no tanto. Entre los que estamos bien, está la educación superior. Somos excelentes en salud, en educación superior (somos la 5ª región europea en cuanto a población universitaria entre los 30 y 35 años), pero no estamos tan bien, en infraestructuras (mencionó el coste comparativo que tenemos de internet, respecto a las regiones más avanzadas de Europa ), en calidad institucional o en innovación donde ocupamos el puesto 134 de las 263 regiones europeas y dentro de esta innovación estamos algo peor en la parte de innovación no tecnológica.

La crisis ha hecho balancear el punto anterior, había menos recursos para lo básico, la innovación ha sido discutida.

Nos mostró con datos, que desde 2008 hemos ido perdiendo posiciones en cuanto a los presupuestos públicos destinados a innovación, mientras nuestras regiones y Países referentes en Europa no solo no han descendiendo sino que han ido aumentando, con menor vigor que antes de la crisis, pero aumentando los presupuestos. Nuestro mix viene a ser 40% inversión pública, 60% privada.

  En los índices de medición EU21 de las Regiones de Europa tenemos los indicadores que penalizan para alcanzar los primeros puestos: el paro, el endeudamiento, la gobernanza, la transparencia. Aquí es donde tenemos que tener el foco para la mejora de nuestro nivel.

Mensaje central de la conferencia: cuánto más innovador es un País, es más competitivo y cuanto más competitivo más rico. Tomamos nota….